Terapia Psicológica Presencial

terapia psicologica presencial

Este servicio está orientado a atender de forma individual y personalizada a adultos, jóvenes y menores, así como a parejas y a familias.

Debemos saber que todos pasamos por situaciones que nos hacen sufrir y que no siempre sabemos afrontarlas y superarlas. Contando con la ayuda adecuada, podremos conseguir solucionar aquellas situaciones alcanzando una vida más plena y feliz.

 

Ventajas

 

Presencia física

El psicólogo y el paciente se conocen personalmente, comparten entorno y condiciones físicas.

Cercanía y confianza

El conocerse personalmente, favorece la relación de cercanía y complicidad entre psicólogo y paciente. El trato es cálido y, con el tiempo, se establecen fuertes lazos interpersonales entre uno y otro.

Comunicación no verbal

El terapeuta puede usar otras formas de comunicación, al igual que puede interpretar las expresiones del paciente. Todo esto es muy positivo a la hora de prestar la mejor ayuda psicológica posible.

Control del Entorno

El terapeuta se asegura de que se den las condiciones óptimas para el perfecto desarrollo de la terapia.

Terapia individual
45 €
Manejo y gestión de la ansiedad y el estrés
Depresión
Duelos
Fobias
Mejora de la autoestima
Estrés postraumático
Crecimiento personal
Trastornos de conductas
Adicciones
Cuidador de familiares dependientes
 
 
 
Terapia de pareja
65 €
Mejorar la comunicación (conflictos cotidianos, problemas para llegar a acuerdos, etc)
Celos
Dependencia emocional
Mejorar las relaciones sexuales
Mediación ante el divorcio/separación
 
 
 
 
 
 
 
 
Terapia familiar
65€
Divorcio o separación: el papel de los hijos y de los padres
Mediación familiar
Estrategias para resolver situaciones conflictivas
Establecer rutinas de conducta
Mejorar la comunicación
Fomentar hábitos y conductas saludables
Resistencia a ir al colegio
Conductas violentas: violencia filioparental (maltrato de hijos a padres)
Mejorar el clima y funcionamiento familiar
Desarrollo cognitivo a través de juegos
Terrores nocturnos
Trastornos infantojuveniles“Pataletas”
Celos infantiles: un nuevo hermano

Para una consulta más personal, no dude en ponerse en contacto conmigo aquí

 

¿Cómo trabajo?

1- Evaluación previa

En ellas se fijamos el objetivo de la terapia y se recoge información necesaria para comprender el problema a tratar. El objetivo debe ser siempre realista y adecuado a la situación que vive el paciente. La evaluación puede complementarse con la interpretación de los cuestionarios oportunos al problema, para así aportar una visión más objetiva de lo planteado en la entrevista clínica.

2- Diagnóstico o fase de hipótesis

Es una fase importante. En ella se define la situación problema, y se explican los posibles factores que han influido en su aparición y aquellos que hacen que continúe.

3- Tratamiento o fase de terapia

A lo largo de estas sesiones, el paciente aprende, con el apoyo del terapeuta, formas alternativas de actuar y/o pensar. La implicación de la persona en terapia es esencial para alcanzar los objetivos marcados. En un primer momento, se aconseja que las sesiones sean semanales, de una duración aproximada de 45 minutos, pero siempre se adaptan a las necesidades personales de cada persona. Conforme avanza la terapia y se alcanzan objetivos, las sesiones se dilatan en el tiempo en función de las necesidades de la persona.

4- Fase de seguimiento

Es una fase en la que el papel del psicólogo se limita a resolver dudas prácticas y comprobar la consolidación de lo aprendido y puesta en práctica de ello en el día a día.